Huancavelica el Cerro de Sangre y Lágrimas

El cinabrio de Huancavelica fue beneficiado y comercializado como pigmento de color rojo desde tiempos prehispánicos.
Share on facebook
Share on twitter

Huancavelica tierra del Mercurio (Hg), en su territorio está engarzado el depósito de mercurio más potente de toda las Américas (La Mina) es conocida actualmente con el apócrifo nombre de mina Santa Bárbara, el mercurio se encuentra en forma de mineral de cinabrio (cinnabar), un sulfuro de mercurio (HgS).

El mineral cinabrio sale de La Mina en tierra y piedra para luego ser molido y lavado de las impurezas, quedando un polvo colorante de color rojo vivo de excepcional calidad, conocido como bermellón o «puca Llimpi», este material fue altamente valorado y apreciado en los Andes Centrales durante el largo periodo prehispánico.

El Cinabrio se ha recuperado en asociación con una serie de artefactos arqueológicos que abarcan desde las primeras sociedades andinas (Gramalote) hasta la última civilización andina (Inca).

Un importante hallazgo se realizó el 15 de agosto de 1955 cuando Julio Espejo Núñez encontró en Atalla, Huancavelica distrito de Yauli a unos 15 km de La Mina,  un frasco lleno de pigmento de Cinabrio (Burger y Matos Mendieta 2002).

Muchos años después de aquel legendario descubrimiento de Julio Espejo Núñez, ese frasco lleno de cinabrio, el sitio Atalla y los nuevos descubrimientos arqueológicos, crearan la curiosidad suficiente que dio inicio a una arqueología científica sin precedentes en la historia del Perú.

Vamos a realizar un pequeño resumen de los acontecimientos más importantes de La Mina de Huancavelica, desde el descubrimiento hasta el final.

Mineral Cinabrio-Cinnabar-Puca-llimpi de Huancavelica Perú - La Mina de la Muerte
Sangre de la roca, mineral de cinabrio. El color rojo del cinabrio de Huancavelica se convierte en un material muy valorado por las primeras sociedades andinas. FOTO: CORTESÍA CANVA MINE.

En algún momento de la prehistoria

Andes Centrales, Perú

En una lluviosa mañana, en la desolada y gélida Puna de Huancavelica, un hombre, vestido con un tosco cuero de llama, corre veloz tras una presa, el viento inclemente no hace mella en el duro y joven rostro de aquel hombre, acostumbrado a mayores rigores.

De pronto observa a lo lejos una montaña, que atrae su curiosidad inmediatamente, desiste de seguir tras la presa y se enfoca en la montaña. Por algún extraño motivo esa montaña lo cautiva. Al acercarse al cerro, observa algo parecido a la sangre, lo toca y le parece que la roca sangra, esto acrecienta  su curiosidad.

Paso a paso se acerca a lo más alto de la montaña, ahora observa, más rocas con sangre y unas gotas de agua blanca brillantes, muy escurridizas, grande es su fascinación por el matiz de ese color rojo vivo y por esas gotas de agua blanca.

Se detiene pensativo; observa, le parece y entiende que son sangre y lágrimas de la montaña. Este hombre Andino, llamado “Muki ”, se encuentra fascinado por lo que ven sus ojos, no cesa de repetir que la montaña está viva,

—¡sangre y lágrimas! ¡sangre y lágrimas! , repite una y otra vez.

Muki armado con una piedra y una inmensa fascinación, empieza a extraer la «sangre del cerro», golpe a golpe, sus manos se tiñen de rojo, se toca la cabeza y esta queda pintada de rojo.

Minería del Cinabrio

Huancavelica

Muki el descubridor de La Mina y primer minero de Huancavelica, emocionado lleva una muestra del mineral a su clan, que les llamaremos «Puca Uma» (Red head), estos están acampando en lo que actualmente es el hermoso pueblo de Sacsamarca, todos los miembros del clan al ver esa rara sustancia también quedan fascinados por ese color rojo tan vivo y por esas gotas de agua brillante.

Después de una larga tertulia que aderezan con carne de vizcacha ahumada, algún brebaje muy bien fermentado y unos cantos muy alegres, llegan a la conclusión de que el cerro es un ser vivo [¿Origen de los Apus?], entienden, y lo hacen bien, ya que del cerro afloran sangre y lágrimas, ¡tiene que estar vivo!… Y como no podría ser de otra forma un joven curioso empieza a experimentar con esa rara sustancia y descubre que le servirá para hacer sus dibujos en las rocas.

Anochece en Huancavelica, en el corazón del actual Perú, el frío es inclemente, se escucha el rumor del río… y Muki, el descubridor, abrigado con su cuero lanoso de llama junto al calor de una fogata, observa las estrellas, las mismas que veremos algún día, sueña, ni se imagina las consecuencias que traerá su extraordinario descubrimiento.

La Mina de Cinabrio en Huancavelica
La Mina de Huancavelica en Perú, el beneficio de esta mina se pierde en la noche de la historia, el pigmento de cinabrio llamado Bermellón o Puca Llimpi, es un producto exótico que crea caminos de intercambio, muchos siglos antes del Qhapaq Ñan ya existía el Puca Ñan. FOTO: JHONY FERNANDINI

De esta forma se da inicio a la minería del Cinabrio en Huancavelica, con el fin de beneficiar el pigmento rojo, un uso con fines no metalúrgicos que antecede en miles de años a su utilización en la producción metálica.

La industria evoluciona con el paso de los siglos, de tal forma que el pigmento de Cinabrio (bermellón – puca llimpi) de Huancavelica, se convierte en un producto muy valorado por las distintas sociedades andinas prehispánicas. 

En el libro “Arte y Vocabulario de la lengua Quichua General de los Indios del Perú”, Torres Rubio y Figueredo, (1619) bermellón se traduce al idioma Runa simi [Idioma del hombre, llamado también quechua] como Puca llimpi.

Los posibles «indicios» más antiguos sobre la utilización del cinabrio de Huancavelica son las pinturas rupestres en las cercanías de La Mina, las cuales evidencian el uso muy extendido de pigmentos rojos.

Cinabrio del cual se obtiene un pigmento rojo, conocido en los Andes con el nombre de Puca llimpi
Cinabrio del cual se obtiene un pigmento rojo, conocido en los Andes con el nombre de Puca llimpi. En el Vocabulario del padre Diego Torres Rubio y que luego añadió, más términos el padre Juan de Figueredo (De Torres Rubio y De Figueredo 1619) dice: bermellón es «Puca llimppi» y define «Llimppi» como cosa bruñida o matizada de colores, y como todos sabemos "puca es rojo". FOTO: CORTESÍA CANVAS

Bermellón Puca llimpi

Huancavelica Píntalo de Rojo

Los artistas de la prehistoria obtenían los pigmentos, en gran parte de los minerales de la naturaleza, los pigmentos rojos son los más empleados, tanto en América del Sur como en todo el mundo. 

Entre los componentes químicos de estos pigmentos, el hierro juega un gran papel, pero no siempre.  Principalmente tenemos los ocres de hierro, caben destacar dos; uno es el ocre rojo, originado de la hematites; el otro es el amarillo, igual que el anterior pero originado de la goethita.

De origen muy diferente será el rojo de cinabrio, un sulfuro de mercurio (HgS) cuyo pigmento rojo es de excepcional calidad.

La Mina de Huancavelica es el único lugar en el Perú que tiene evidencias de la producción de cinabrio desde tiempos muy antiguos, y de hecho, es la fuente de pigmento rojo de los antiguos andinos.

Arte Rupestre

Mapa de "Evidencias"

A pesar de los abundantes informes de la presencia de estos materiales (pigmentos rojo), se ha hecho poco esfuerzo para entender la procedencia, transformación y utilización del pigmento rojo de cinabrio.

Sin embargo, y pese a la importancia del asunto, debemos resaltar la escasa importancia dada a los análisis de pigmentos, de modo que se asume, sin un refrendo analítico, que cualquier sustancia de color rojo hallada se trata de hematites o simplemente se hace referencia al ocre o al color rojo.

El caso es que el arte rupestre en nuestro país todavía no ha sido estudiado en forma amplia, creemos que un análisis sobre los pigmentos utilizados, ofrecería información novedosa y de gran interés sobre su composición y procedencia, también nos podrían dar una idea amplia sobre la existencia de rutas comerciales en el alba de la civilización, andina.

En la dinámica del proceso evolutivo de la extracción del cinabrio, desde que Muki descubrió La Mina, hasta la industria «exportadora» del pigmento bermellón-puca limpi, se suceden acontecimientos que van moldeando a la sociedad de Huancavelica.

La industria del cinabrio es básicamente «emocional», se trata de un pigmento de «un rojo más bonito», y que fascina a las personas de la época, y esa fascinación colectiva generó la primitiva industria del cinabrio en Huancavelica.

Digo industria, porque, en ese clan «Puca Uma» tuvieron que organizarse para aprender a extraerlo, machucarlo, purificarlo, almacenarlo y comercializarlo, lo que implicaba darle un valor a su producto.

La industria del cinabrio se fue expandiendo, creando y conquistando nuevos mercados por medio de rutas de intercambio de media y larga distancia, pero como toda industria, pasada y actual, está sujeta a los inexorables designios del destino: guerras, desastres naturales, enfermedades y mil penurias más, que casi siempre dilapidan el conocimiento adquirido con tanto esfuerzo por los antepasados.

De tal forma que en algún momento de la historia, un hombre de Huancavelica, junto con sus Llamas, realizó un largo viaje hasta Huanchaco (Norte del Perú) y establecio un vinculo de comercio y amistad. Estamos seguros que mal no le fue, porque siglos más adelante esa amistad seguía perdurando y el puca llimpi tenia un prestigio en todo el mundo andino.

THE DEATH MINE OF HUANCAVELICA

Historia prehispánica

En un cementerio precolombino, aproximadamente 2 km al norte de Ocucaje (Departamento de Ica), se encontraron dos conchas de Concholepas concholepas que contenía cinabrio que había sido utilizado como cosmético o pintura.
Minería y metalurgia en el antiguo Perú

Minería y metalurgia en el antiguo Perú. | G Petersen – 1970