Qhapaq Perú


Qhapaq

el gran dios del Cielo

Contice Uiracocha

Uiracocha, el gran dios del Cielo que llegó a la Tierra en tiempos remotos, y eligió los Andes como campo para su creación.

La historia de la civilización Andina está envuelta en el misterio, pero los mitos y las leyendas cubren el hueco con historias de dioses, y de los reyes que descendieron de ellos.

La codicia inicial de los españoles por el oro y los tesoros oscureció su asombro por encontrar en Perú, una avanzada civilización con ciudades y caminos, palacios y templos, reyes y sacerdotes -y religiones.

Los relatos de los antiguos padres, decían que Uiracocha estaba en Tiahuanaco y que allí estaba su morada principal. Hoy, si vemos esas imponentes construcciones, creeriamos a los antiguos, porque veríamos las evidencias de tan poderoso señor.

Puerta del Sol, Uiracocha Dios Andino desde el inicio de los tiempos
Puerta del Sol, Uiracocha Dios Andino desde el inicio de los tiempos

EL PRINCIPIO DE TODO

El Inicio del mundo Andino

En los tiempos pasados, estaban en la Tierra, y Provincias del Perù a oscuras,
en las cuales no había luz, ni Sol, solo oscuridad.
En cierto momento salió de una laguna, en la provincia de Collasuyu, un señor,
llamado Contice Uiracocha,
y se fue a un sitio llamado Tiahuanaco.
Hizo en un instante el sol, al cual mandó, que con su veloz movimiento,
rodease y diera vuelta a todo el mundo…

La primera oleada de sacerdotes que acompañaron a los conquistadores, se inclinaron por destruir todo lo que tuviera que ver con la «idolatría» de los indígenas, y así perdimos una gran parte de nuestra historia.

Pero los sacerdotes que les siguieron -que, en aquella época, eran los eruditos de su país- se vieron expuestos a las explicaciones de los ritos y creencias nativas a través de los nobles indígenas que se habían convertido al cristianismo.

La curiosidad de los sacerdotes cristianos se agudizó al darse cuenta de que los indígenas andinos creían en un Creador Supremo y que sus leyendas daban cuenta de un Diluvio. Y resultó que muchos detalles de aquellos relatos locales eran extrañamente similares a los relatos bíblicos del Génesis.

A la vista de tales teorías sobre el origen bíblico israelita, la jerarquía católica en Perú, después de aquella primera ola de destrucción, se puso en marcha para registrar y preservar el legado indígena del Perú.

Vamos a cuidar nuestro legado, hasta el final de los tiempos.

Es la creencia andina sobre nuestro origen. Ahora que sabemos el principio, buscaremos evidencias para encontrar nuestra perdida historia, y lo primero, es buscar en la génesis, es decir, en los genes, ellos guardan toda la información.

 

Qhapaq Perú | Historias

La Mina de laMuerte

© All rights reserved Qhapaq.com