...y más allá

Qhapaq

Viajes auténticos a las tierras altas del Perú..."No tienes que imaginar nada, porque lo puedes ver"

Deseamos recuperar parte de nuestra perdida historia y creemos que la mejor forma es no olvidarla

Poner en valor y dar a conocer a todo el mundo, nuestros antiguos monumentos, evidencias indiscutibles del poder y opulencia de nuestros antiguos padres, sagaces, emprendedores y creadores de poderosas sociedades andinas y aquí están las evidencias.

Debemos crear una poderosa industria de turismo sostenible en las tierras altas de Huancavelica.

Contice Uiracocha

El gran Dios del cielo que llegó a la tierra en tiempos remotos, y eligió los Andes como campo para su creación.

La historia de la civilización Andina está envuelta en el misterio, pero los mitos y las leyendas cubren el hueco con historias de dioses, y de los reyes que descendieron de ellos.

La codicia inicial de los españoles por el oro y los tesoros oscureció su asombro por encontrar en Perú, una avanzada civilización con ciudades y caminos, palacios y templos, reyes y sacerdotes -y religiones.

Los relatos de los antiguos padres, decían que Uiracocha estaba en Tiahuanaco y que allí estaba su morada principal. Hoy, si vemos esas imponentes construcciones, creeriamos a los antiguos, porque veríamos las evidencias de tan poderoso señor.

El Comienzo de los Andes

En los tiempos pasados, estaban en la Tierra, y Provincias del Perù a oscuras, en las cuales no había luz, ni Sol, solo oscuridad.

En cierto momento salió de una laguna, en la provincia de Collasuyu, un señor, llamado Contice Uiracocha, y se fue a un sitio llamado Tiahuanaco. Hizo en un instante el sol, al cual mandó, que con su veloz movimiento, rodease y diera vuelta a todo el mundo…(es plana).

La primera oleada de sacerdotes que acompañaron a los conquistadores, se inclinaron por destruir todo lo que tuviera que ver con la «idolatría» de los indígenas, y así perdimos una gran parte de nuestra historia.

Sacerdotes eruditos. 

Pero los sacerdotes que les siguieron —que, en aquella época, eran los eruditos de su país— se vieron expuestos a las explicaciones de los ritos y creencias nativas a través de los nobles indígenas que se habían convertido al cristianismo.

La curiosidad de los sacerdotes cristianos se agudizó al darse cuenta de que los indígenas andinos creían en un Creador Supremo y que sus leyendas daban cuenta de un Diluvio. Y resultó que muchos detalles de aquellos relatos locales eran extrañamente similares a los relatos bíblicos del Génesis.

A la vista de tales teorías sobre el origen bíblico israelita, la jerarquía católica en Perú, después de aquella primera ola de destrucción, se puso en marcha para registrar y preservar el legado indígena del Perú.

Ahora somos nosotros los que debemos preservar y aumentar nuestro legado andino.

Contice Uiracocha Dios Andino creador y criador de todo lo bueno y hermoso
Contice Uiracocha Dios Andino creador y criador de todo lo bueno y hermoso.

Un poco de historia

Segundo milenio a. C.

de Huancavelica al mar

Desde las alturas de Huancavelica, hasta las lejanas playas de Huanchaco, esta es la primera ruta documentada de intercambio comercial entre los andes centrales y la costa norte del Perú, se intercambia el pigmento rojo de cinabrio, puca llimpe, y papas.

The source, processing and use of red pigment based on hematite and cinnabar at Gramalote, an early Initial Period (1500–1200 cal. B.C.) maritime community, north coast of Peru

Puerto Nuevo en Paracas (1002 -795 a. C.) la costa natural de Huancavelica, también tuvo relaciones estrictamente comerciales con los mineros de Huancavelica, nuevamente se comercia con pigmento rojo, puca llimpe.

Young, M. (2017). De la montaña al mar: intercambio entre la sierra centro-sur y la costa sur durante el Horizonte Temprano. Boletín de Arqueología PUCP, 0(22), 9-34. Recuperado de http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/boletindearqueologia/article/view/19490/19600

DULANTO, Jalh. Puerto Nuevo: redes de intercambio a larga distancia durante la primera mitad del primer mileno antes de nuestra era. Boletín de Arqueología PUCP, [S.l.], n. 17, p. 103-132, nov. 2013. ISSN 2304-4292. Disponible en: <http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/boletindearqueologia/article/view/14442/15056>. Fecha de acceso: 03 aug. 2019

Muchos siglos después, los más grandes señores que han gobernado estas tierras, llamados Incas, sobre esas primitivas rutas, construirán una red de caminos que unirá todo el Imperio del Tahuantinsuyo; los Incas le llamaran Qhapaq Ñan y, será el mayor éxito de ingeniería en toda la historia de la humanidad.

En todos los casos, nuestra información brindada está avalada por sendos estudios científicos, y siempre serán citados, pero debemos también tener un poco de imaginación y llenar los vacíos que aún deja la ciencia.

Este mundo no existiría si la erudición fuera más que la imaginación.

El corazón del Perú, un camino hasta Huanchaco y Paracas (1500 - 1000 a. C.)

En Trujillo, cuna de poderosas sociedades, comercia con Huancavelica

en Ica, reserva biológica nacional del Perú, el camino del Condor.

Resultados demuestran la existencia de una importante industria minera de mercurio en Huancavelica, que abarca los últimos 3.500 años…(Cooke, y otros 2009).

En el segundo milenio a. C. Huanchaco era habitado  por una comunidad que tenía una industria de producción de pigmento rojo.

«El segundo elemento – pero en menor cantidad – que se utilizó para hacer el pigmento rojo es el cinabrio, que proviene de Huancavelica»

(Prieto, y otros 2016).

Puerto Nuevo ocupado entre 1002 – 795 a. C. las evidencias de contactos con regiones serranas es prácticamente inexistente (uso de cinabrio importado de Huancavelica en la decoración de especímenes «locales» de vasijas, ausencia de especímenes de obsidiana)

En el segundo milenio a. C. los mineros de Huancavelica exportaban hasta Huanchaco, norte del Perú, un producto exótico y de alto valor emocional, el pigmento de cinabrio o puca llimpe.

Y más allá, también se ha encontrado cinabrio de Huancavelica en Pacopampa y Kuntur Wasi (Cajamarca), Chavín de Huantar (Ancash) y Paracas (Pisco).

Muchos siglos después, los más grandes señores que gobernaron estas tierras, llamados Incas, seguirán valorando el pigmento de cinabrio, ellos le llamaron Puca llimpi *.

¿Todos los antiguos caminos conducen a Huancavelica?

Si, esta es la primera evidencia arqueológica del consumo y explotación del mineral cinabrio de La Mina, conocida —desde la conquista— como la abominable mina de la muerte y hoy con el apócrifo nombre de mina Santa Bárbara, en Huancavelica.

Estos primeros viajeros, son los primeros turistas y usted debe conocer esos lugares cargados de poder, historia y belleza.

 Vamos a contar esa historia en La Mina de la Muerte en Huancavelica.

*En el libro “Arte y Vocabulario de la lengua Quichua General de los Indios del Perú”, Torres Rubio y Figueredo (1619), bermellón se traduce al idioma Runa simi [Idioma del hombre, llamado también quechua] como Puca llimpi.

Mina de Cinabrio Cinnabar en Huancavelica Perú - La Mina de la Muerte
La Famosa Mina de la Muerte en Huancavelica

«Los críticos afirmaron que el costo humano de las minas de mercurio era inmoral, pero sus gritos de desesperación e indignación no pudieron superar la importancia crucial de mercurio para la economía imperial». (Kendall W. Brown ) La mina de la muerte.

HUANCAVELICA CÉLEBRE MONTAÑA, UNA ENORME Y FAMOSA MINA DEL METAL MERCURIO, LO CUAL PERMITIÓ LA ENVIDIA EXTRANJERA AL REY ESPAÑOL. TUMBA DE UN ENJAMBRE DE INDIOS… Seguir leyendo →

V

M

V